Producción Familiar de Traspatio

El traspatio familiar tiene como objetivo elevar la autosuficiencia familiar y formar parte de una vivienda sustentable. Consta de al menos cinco elementos (hortalizas, árboles frutales, borregos/chivos, puercos y gallinas ponedoras). Se desea que todas las familias tengan los cinco elementos en muy buenas condiciones (buenos corrales, animales sanos y hortalizas y frutales bien conservados). Si se cuenta con conejos o vacas, o siembra maíz en su traspatio, mucho mejor.

La integración del traspatio a la vivienda sustentable exige incluir ecotecnias que conserven el agua y aprovechen mejor los recursos naturales (agua, luz, leña, sol). Por esto, se promueven chiquero ecológico, baño seco, fogón ahorrador , calentador solar, biofiltro para reciclar las aguas grises y cisternas que capten el agua de lluvia.

Cada año se organiza la Campaña del Buen Traspatio, donde las familias se inscriben para que el agrónomo y/o veterinario pasen a visitar los traspatios y El buen traspatio en una vivienda sustentable den asesoría en su cuidado; por ejemplo, en la cría de animales, tipo de alojamiento, alimentación, prevención de enfermedades y aprender primeros auxilios para atender a los animales; para el caso de las hortalizas es necesario conocer las fechas y formas de siembra, el control natural de plagas y para los frutales es conveniente saber abonarlos de forma natural, podarlos, así como hacer conservas.

A las familias que se inscriben en la Campaña, se les entrega un Cuaderno de Control del Traspatio donde anotan lo que producen y lo que gastan, hacen observaciones sobre los problemas y logros, y al final hacen una evaluación general.

Gracias a esto, la familia tendrá alimentos sanos para comer, para hacer conservas o para vender, además de cuidar el medio ambiente.